Bizcocho fácil fácil de yogur

Esta receta es muy muy fácil, rápida y sale buenísimo.

Hoy hace un poco de frío y estaba un poco antojada de comer algo dulce, además me han regalado una multi minipimer,  y no pude resistirme a estrenarla bien abrierta la caja.

La semana pasada tras algún fracaso probando recetas de bizcocho he dado con esta que me ha quedado rica rica. He utilizado las receta de Webos fritos e influenciada por el Cocinero Fiel, y entre las dos ha salido esta.

Ánimos que no tiene fallos, ya puedo decir que he superado el miedo que le tenía a los bizcochos.

Ingredientes

  • 1 yogur (he puesto de limón, pero puedes elegir del sabor que más te guste)
  • 250 gr. de azúcar
  • 250 gr. de harina de repostería
  • 1/2 medida de aceite de oliva (he tomado la referencia del vasito de yogur)
  • 1 sobre de levadura royal
  • 3 huevos
  • 1 pizca de sal
  • ralladura de limón

He precalentado el horno a 180º con un cuenco con agua para que haya humedad.

He colocado en el accesorio para licuar de la minipimer, todos los ingredientes, primero el yogur, el aceite, luego todo lo sólido, y por último los huevos. He mezclado todo unos 5-7 minutos, y finalmente he colocado la mezcla en un molde para bizcocho engrasado y enharinado.

Luego al horno unos 40 minutos (esto depende de cada horno). Para saber que ya está listo, pinchar con un cuchillo, y si sale limpio es que está. Es importante no abrir el horno durante la cocción.

He podido ver tras el vidrio del horno como durante la cocción el maravilloso bizcocho crecía y crecía, ya conté antes que esta semana había fracasado en mis anteriores intentos y el conseguirlo hoy ha sido una maravilla.

Por último cuando lo he sacado lo he espolvoreado con cacao, y el contraste cacao limón fue muy apropiado.

Ahora a disfrutarlo.

2 comentarios

Tallarines de trigo sarraceno y verduras salteadas

Este es una plato bastante común en casa. Los tallarines de trigo sarraceno tienen un sabor peculiar, más intenso, diferente a la pasta de trigo o maíz que se suele usar en general. Es originaria de Asia y su cultivo es de lo más antiguo, tiene un alto valor nutricional. Así que para el que no lo ha probado nunca les animo con una receta muy fácil y rápida. Que más se puede pedir, rico, sano, y rápido.

Ingredientes para 4 personas

  • 300 gr de tallarines de trigo sarraceno (en Japón se lo conoce como SOBA)
  • 1 calabacín grande
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 puerro (puedes probar de utilizar solo la parte verde)
  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja
  • sal y pimienta
  • Shichimi (opcional)

Para esta receta colocaremos el agua a hervir para hacer la pasta, recomiendo seguir las instrucciones del paquete, aunque en general es una pasta rápida, entre 4 y 6 minutos.

Cortamos las verduras en tiras finitas. Ponemos en el fuego una sartén o wok con unas 2 cucharadas de aceite. Cuando el aceite esté caliente colocamos todas las verduras juntas y salteamos 4 minutos a fuego fuerte, removiendo para que no se queme. En este salteado rápido las verduras quedan crujientes. Se incorpora la pasta, un poco de salsa de soja, pimienta y cuidado con la sal ya que la salsa de soja ya es salada. Por último se le puede incorporar shichimi, que es una mezcla de 7 especias, lo consigues en tiendas de productos japoneses, es muy picante y aromático, si no te gusta el picante puedes abstenerte.

A disfrutar de la pasta que como han visto no tiene mucha complicación.

Deja un comentario

Copa de mascarpone y chocolate

Este postre es una adaptación de varios postres que ya conocía, y lo que había en casa. Para un día en que quieres quedar muy bien sin complicaciones. Es fácil y es delicioso.

Si alguien reconoce su postre aquí, decirlo y lo pongo. En principio es una mezcla de una copa de mascarpone que encontré por internet (Directo al paladar) y una receta de cheese cake en vaso que hacia Olof en el restaurante Rococo (pronto espero poner la receta de Olof que es sensacional). Así que la de hoy es mía pero inspirada en estas dos.

Espero que la probéis, no tiene desperdicio.

Ingredientes para 4 copas

  • 6 galletas Digestive de avena
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 80 gr. de chocolate para fundir
  • 200 ml. de nata
  • 150 gr. de queso mascarpone
  • 3 cucharadas de azúcar
  • virutas de chocolate para decorar

Este postre consta de tres capas (o partes) y luego se monta todo en un vaso o copa de presentación.

La capa de abajo son las galletas con mantequilla, para ello molemos las galletas y al polvo resultante lo mezclamos con mantequilla para obtener una pasta grumosa , si quieres dar más textura puedes dejar algún tropezón de galleta. Yo he elegido las Digestive de avena porque son de las que más me gustan, aunque se puede hacer con otras galletas. A esta pasta la colocaremos en una copa o vaso de presentación y la reservamos.

La siguiente capa consiste en una ganache de chocolate, lo que pretendemos es jugar con las tres texturas diferentes. Se coloca en una ollita 100 ml de nata (ojo que es la mitad de la nata, la otra mitad la usaremos con el mascarpone), cuando comience a hervir le incorporamos el chocolate troceado, removemos hasta que se disuelva completamente y nos quede una crema líquida. retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que baje ligeramente la temperatura. Aquí hay truco, ya que se vierte el liquido sobre la galleta en la copa, cuanto más caliente está la ganache más blanda quedará luego la galleta, yo personalmente la he enfriado removiendo sin parar hasta dejarla tibia para no perder la textura de la galleta. Cuando llegue a temperatura ambiente la colocamos en la nevera.

Para la última capa, montamos los 100 ml de nata restantes con azúcar, una vez montada, incorporamos el mascarpone mezclando con cuidado para que la nata no baje.

Si la copa ya está fría, terminamos colocando la última capa de mascarpone y nata. Para decorar virutas de chocolate.

Ahora solo queda degustar esta delicia…

Deja un comentario

Dulce de Batata – Dulce de Boniato

Después de un parón forzado por obras en la cocina, he vuelto a los fogones, y que placer…

Encontré una revista con recetas de Doña Petrona, una mujer que daba recetas en la televisión argentina hace muchísimos años. Hay un libro de sus recetas, la primera edición es de 1935. Yo recuerdo que cuando era pequeña, mi abuela apuntaba cada día las recetas de la televisión. Así que cuando encontré esta revista no puede más que hacer una receta que aquí en España no se conoce mucho, y solo lo he encontrado en tiendas de importación.

Para su elaboración requiere un poco de atención pero vale la pena, es un dulce con la consistencia del dulce de membrillo, y queda excelente como postre, una rodaja de dulce y otra de algún queso que no sea muy fuerte.

Ingredientes

  • 10 gr. agar-agar
  • 1/2 taza de agua
  • 1 kilo de boniatos (batatas)
  • 2 cucharadas de azúcar (para macerar el agar-agar)
  • 1 taza de azúcar
  • 1 vaina de vainilla

Poner a remojar el agar-agar con el agua y dejar hasta el día siguiente. Al otro día, lavamos los boniatos y los colocamos en una olla cubiertos con agua, cocinándolos 20 minutos, hasta que estén tiernos.

Escurra los boniatos, y con cuidado de no quemarse, desprendemos la piel. Pasamos por un tamis para que estén bien trituradas y las reservamos para luego.

Colocamos en una olla el agar-agar con el agua del remojo y las dos cucharadas de azúcar. Lo hervimos durante 10 minutos revolviendo cada tanto hasta que esté disuelto.

En una olla (ideal olla pesada para conseguir una cocción lenta), colocamos el puré de boniato y el agar-agar disuelto. Incorporar el azúcar restante y la vainilla. Llevar a fuego lento durante 25 minutos, removiendo sin parar con cuchara de madera.

Para saber si el dulce llego al punto, colocar un poco de dulce en un plato y dejar enfriar, si se mantiene firme ya está listo. Retirar del fuego, desechar la vainilla, y colocar el dulce en un molde humedecido con agua; dejar enfriar. Desmóldelo y listo… a disfrutar del delicioso dulce!!!!!

5 comentarios

Regalo de navidad

Hoy no hay receta, porque quiero compartir con ustedes uno de los regalos que he recibido para estas navidades. Estoy muy contenta porque hacia ya un tiempo que quería este libro, y es que me han regalado el libro “Hecho a mano” de Dan Lepard.

No he tenido tiempo de leerlo, pero a primeras, es un libro que promete, no sólo por las grandes recetas, ya que en casa ya hay debate de con cual empezaré, sino por que parece ser de esos libros que no te cansas de leer y releer.

Además de recetas, Dan Lepart comparte un viaje por toda Europa buscando la tradición del pan en cada sitio. Hay muchas curiosidades y por supuesto unas fotos que dan ganas de probarlos todos.

En cuanto pueda me pongo manos en la masa….

 

2 comentarios

Pionono relleno de roquefort y nueces

Esta receta es la típica que hace mi madre cuando hay una reunión y hay que llevar algo para picar. La diferencia es que mi madre compra la masa en el supermercado. Yo dí un paso más y me he animado a ponerme manos a la obra.

Lo mejor de esta receta es la combinación de dulce y salado, y la textura de la masa que es muy esponjosa.

Espero que les guste tanto como me gusta a mí. La masa tiene algo de laborioso pero ánimos…

Ingredientes

para la masa

  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de azucar
  • 4 cucharadas de harina
  • 1 cucharadita de miel

para el relleno

  • 200 gr. queso roquefort
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de queso filadelfia
  • 2 puñado de nueces

Para la masa lo primero que vamos a hacer es forrar una placa de horno con papel vegetal y luego lo pintaremos con margarina, para obtener  mejor resultado mientras haces la mezcla guarda la placa en la nevera.

Colocamos en un bol, los huevos, la miel y el azúcar, batimos hasta punto cinta, esto es que la mezcla se vuelve clara y cuando la levantamos se pueden dibujar letras sin que se hunda en el fondo la preparación. Incorporamos las cucharadas de harina con mucho cuidado de que no baje, haciendo movimientos envolventes de fuera hacia adentro.

Esto lo pondremos sobre la placa de horno esparciendo sin apretar, para que quede el mismo grosor en todos los lados.

La llevamos al horno precalentado a 200ºc durante 8 a 10 minutos, no más. La masa no sube mucho y la intención es que la masa nos quede blanda para poder luego enrrollarda.

Para enfriar la masa la espolvoreamos con azúcar y la dejamos enfríar sobre un trapo limpio de cocina. Lo puedes dejar enfriando enrollado para que luego no se rompa. El papel vegetal yo lo retiro a la hora de enrollar, ya que me ayudo del mismo para trabajar. Además así la masa no se seca.

El relleno es muuuuy fácil. Pisamos el roquefort, y luego lo mezclamos con el queso Filadelfia y la mantequilla, esta  pasta la ponemos sobre la masa ya fría. Ponemos las nueces troceadas y enrollamos.

Para que quede más prolijo sacas las puntas. Cortas en rodajas, y a comer….

Este relleno es el que hace siempre mi madre  pero hay infinitas opciones, con esta misma masa valen rellenos dulces o salados, es la misma masa del brazo gitano.

2 comentarios

Empanadas de tofu y algas

Adaptación vegetariana de las empanadas argentinas. Están tan buenas que tuve que hacer muchas porque los carnívoros se paseaban por la bandeja. Son fáciles de hacer si compras la masa ya hecha, aun no he encontrado una buena receta de masa que me convenza, pero seguiré buscando… mientras las compradas me salvan.

Ingredientes (para una docena de empanadas)

  • 12 discos de empanadas ( en este caso para horno y hojaldradas)
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 puerro
  • 1 puñado de algas iziki
  • 1 bloque de tofu
  • 100 ml de tomate triturado
  • sal pimienta, pimentón, perejíl

Antes que nada quiero comentarles que los discos de empanadas son de la marca “La Salteña”, los conseguí aquí en Barcelona en una tienda de productos argentinos cerca de la Boquería. La masa es hojaldrada y queda muy bien.

Para el relleno, antes que nada ponemos en una olla a remojar las algas unos 5 minutos y luego las herviremos 20 minutos aproximadamente. Mientras, cortamos las verduras picaditas,  en una sartén colocamos a sofreír con un poquito de aceite, el ajo, los puerros y el pimiento unos 7 minutos, agregamos el tofu cortado en daditos pequeñitos, si las algas ya están las incorporamos, por último el tomate triturado y condimentamos a gusto. Lo dejas en el fuego 3 minutos más y luego dejas que la mezcla se enfríe.

Cuando el relleno es frío colocamos los discos de empanada sobre una mesa de trabajo. En el centro de cada masa colocamos unas dos cucharadas de relleno aproximadamente, a mi me gusta que estén rellenitas. Luego cerremos en media luna y aquí va a gusto y arte de cada uno como quieras cerrarlas.

Se ponen en una bandeja para horno ligeramente separadas unas de otras, ya que se inflan un poquito. Le damos unos 10, 15 minutos de horno a 200ºC.

Y luego a ver quien resiste a no quemarse la lengua….

Deja un comentario